Römer Max-Fix II vs Römer Dual-Fix


Elegir una silla de espaldas a la marcha no suele ser una tarea fácil.
La propuesta de Römer abarca dos de las mejores sillas disponibles en el mercado, la Römer Max-Fix II y la Römer Dual-Fix.
En este post analizaremos las similitudes y las diferencias más importantes para orientar al consumidor a seleccionar la más adecuada en su caso.

Similitudes

  • Ambas son sillas homologadas por la R44/04 para el Grupo 0+I

  • Ambas se pueden instalar de espaldas a la marcha desde recién nacido hasta los 18 Kg

  • Las dos han pasado satisfactoriamente el nuevo test de vuelco (enmienda 7 de la R44/04), que garantiza que el ocupante no salga despedido en un accidente con vueltas de campana.

  • Se sujetan exclusivamente mediante anclaje Isofix y pata de apoyo

  • Incluyen arnés de 5 puntos con protectores de alto rendimiento que absorben parte de la energía del impacto

  • Incluyen reductor para recién nacidos, que proporciona el soporte adecuado para la espalda de los bebés



Diferencias

  • La Römer Max-Fix II se instala exclusivamente de espaldas mientras que la Römer Dual-Fix gira 360º para permitir ambas orientaciones.

  • La Römer Max-Fix II es una de las pocas sillas del mercado que ha pasado el Plus Test, un certificado de seguridad otorgado por el gobierno sueco que somete las sillas a las más exigentes pruebas de impacto frontal. La Römer Dual-Fix no puede optar a este certificado porque admite la orientación de cara a la marcha.

  • El espacio que ocupan en el vehículo se basa en estándares distintos, lo que puede afectar a su compatibilidad con distintos modelos de automóvil. La Römer Max-Fix II pertenece a la Clase C (ISO/R3) y la Römer Dual-Fix a la Clase D (ISO/R2) (más información sobre este tema en Compatibilidad entre automóviles y sillitas con Isofix)

  • Los conectores Isofix de la Römer Dual-Fix llevan Pivot-Link, que absorbe energía durante el impacto de manera dinámica

  • Los conectores Isofix de la Römer Max-Fix II son de doble ancho para minimizar el desplazamiento sobre el anclaje en caso de impacto lateral.

  • La Römer Max-Fix II es más económica al prescindir de los componentes necesarios para girarla e instalarla de cara a la marcha.



Conclusiones

  • Lo primero será confirmar la compatibilidad con nuestro modelo de automóvil. Si sólo es compatible con una de ellas el resto de criterios son irrelevantes. Las listas de compatibilidad están publicadas en www.matiasmasso.es/compatibilidad

  • Si estamos seguros de llevarla siempre de espaldas, nos quedaremos con la Max-Fix II, porque aporta la misma seguridad por un precio más económico.

  • Si queremos reservarnos la posibilidad de orientarla de cara a la marcha, por ejemplo por si sufre rechazo a contramarcha pasados los 15 meses, nos quedaremos la Römer Dual-Fix, que permite girarla 360º.

Did this information help you?