Sustancias nocivas detectadas en la Römer Max-Fix


Los buenos resultados en seguridad alcanzados por la Römer Max-Fix en las recientes pruebas del EuroTest de Octubre 2013 se han visto empañados por la detección de sustancias nocivas en el producto.



Estas substancias han aparecido exclusivamente en los protectores acolchados del arnés, que equipan exclusivamente a este modelo de sillita.

Se trata de hidrocarburos producto de la combustión en los acabados del tejido y su concentración se halla completamente dentro de la legalidad.



No obstante, Britax Römer se toma los informes de Stiftung Warentest muy en serio y ha tomado medidas con caracter inmediato para eliminar definitivamente estas trazas de los protectores.



A partir del 8 de Noviembre estarán disponibles los nuevos protectores de recambio libres de estas substancias tanto en la cadena de producción como para aquellos usuarios que las soliciten.