Menores en el asiento delantero

menores en el asiento delantero

A menudo recibimos consultas acerca de la seguridad del asiento delantero para los menores de edad, pues muchos padres están convencidos de que es el más peligroso del automóvil.

El asiento más peligroso es en realidad aquel que no lleva el dispositivo de retención adecuado para el ocupante.

¿Qué dice la Ley?

El Reglamento General de Circulación contiene dos párrafos que hacen referencia a este tema:

articulo 117.2.a
Respecto de los asientos delanteros del vehículo:
Queda prohibido circular con menores de doce años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto.
Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de doce años podrán utilizar como tal dispositivo el propio cinturón de seguridad para adultos de que estén dotados los asientos delanteros

articulo 117.2.c
Los niños no podrán utilizar un dispositivo de retención orientado hacia atrás instalado en un asiento del pasajero protegido con un airbag frontal, a menos que haya sido desactivado, condición que se cumplirá también en el caso de que dicho airbag se haya desactivado adecuadamente de forma automática

El pasado mes de Febrero la Dirección General de Tráfico presentó una propuesta a incluir en el borrador de reforma del Reglamento para prohibir que los menores de 135 cm viajen en el asiento delantero. Tanto si llevan dispositivo de retención como si no.

¿Cuál es nuestra opinión?

El asiento delantero tiene varias ventajas.

Cuando llevamos un bebé de espaldas a la marcha en ausencia de otro acompañante que pueda estar al cuidado, es fácil que el bebé nos distraiga o intente llamar nuestra atención. Si lo llevamos delante -con la precaución de desactivar el airbag en su caso-, el bebé estará más tranquilo y nos será más fácil mantener la vista en la carretera.

En ocasiones un adulto se ve en la circunstancia de desplazarse con tres niños en un utilitario donde físicamente no hay modo de instalar tres sillas los asientos traseros. El asiento delantero es completamente válido para ello. Es más, cada vez hay más modelos de automóvil con Isofix y Top Tether en ese asiento para este propósito.

Nuestro consejo es que lo utilicemos siempre que lo necesitemos, al menos mientras no prospere la propuesta de la DGT. Nunca llevemos un niño suelto por no sentarlo delante.

El Reglamento General de Circulación cambió el 1 de octubre de 2015. Para conocer la normativa vigente, consulta el post Los niños, detrás

Acerca de Matias Masso

Experto en Seguridad Infantil para el Automóvil

357 comments on “Menores en el asiento delantero

    • Hola Jorge,
      El Reglamento General de Circulación establece que los menores de edad deberán viajar en los asientos traseros con un dispositivo de retención infantil homologado si no supera los 135 cm de altura.
      No obstante, nosotros siempre recomendamos seguir utilizando un asiento elevador con respaldo alto hasta los 150 cm, ya que los fabricantes de automóviles diseñan los cinturones para personas de una talla mínima de 150 cm.
      Un saludo,
      Celia

  1. Tengo un furgon nissan primaestar con tres plazas delanteras
    Puedo montar una sillita portabebes ? Mibebe tiene un mes

    • Hola Ernesto,
      El furgón Nissan Primastar no ha sido probado con las sillas Britax Römer, pero puedes instalar un portabebés del grupo 0+ (nacimiento-18 kg) que tenga homologación universal para su instalación con cinturón de tres puntos, como el Baby-Safe Plus SHR II.
      Un saludo,
      Celia

  2. Hola Matías,

    Tenemos una furgoneta Renault Traffic con isofix y una autocaravana que no lleva isofix, pero si cinturones de seguridad de 3 puntos de anclaje, y nuestras pequeñas van a pasar en breve a grupo 1.
    Mi consulta es la siguiente, que sillas podríamos adquirir para ambos vehículos?
    Muchas gracias, un saludo.

    • Hola Susana,
      ¿Me podrías decir cuál es el año de fabricación del Renault Traffic y si dispone de Top Tether? Muchas gracias.
      Un saludo,
      Celia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *